GENERAL

7 errores a evitar al comprar una casa vacacional

7 errores a evitar al comprar una casa vacacional

Si te gusta viajar y prefieres alojarte en un alquiler vacacional en lugar de en un hotel, ser propietario de una segunda vivienda parece la mejor opción. La posibilidad de quedarte tan a menudo como quieras, la libertad de ser propietario y la oportunidad de invertir... ¡todo parece un sueño! Aunque esta brillante opción podría convertirse en un pozo de dinero y un enorme estrés adicional.

Aquí están los 7 errores más comunes que hemos visto cometer a los propietarios de casas  vacacionales, junto con recomendaciones sobre cómo evitarlos.

 

Comprar a ciegas

Hoy en día, las empresas inmobiliarias buscan publicitar sus casas de vacaciones porque hay una gran competencia en el mercado. Entendiendo que se trata de una estrategia de marketing, es necesario visitar primero la región ideal antes de comprar una casa de vacaciones. Pasar algún tiempo en el barrio te dará una mejor idea de si lo visitarás año tras año. Comprar la casa de sus sueños por internet es tentador, pero esta elección puede resultar un error muy costoso a largo plazo.

La solución de Dalima: La compra de una vivienda es una decisión importante, y queremos que estés seguro antes de dar el paso final. Nuestro equipo le ayudará a organizar una visita, para que tenga la oportunidad de realizar una inspección completa de la vivienda antes de confirmar su interés por la misma y comprar su parte. También estaremos encantados de organizar una visita en línea en caso de que sea más conveniente para usted.

 

Gastar más de lo que se puede pagar

Ser propietario de una vivienda de vacaciones debería ser una experiencia satisfactoria, pero la presión financiera que conlleva puede disminuir pronto ese placer. No quieres acabar con una casa que no puedas mantener. Debes presupuestar los gastos imprevistos, además del crédito. También debe incluir los gastos recurrentes (pague los servicios públicos durante todo el año aunque sólo utilices la vivienda a veces) y un presupuesto anual para gastos imprevistos.

La solución de Dalima: Dalima es una nueva forma de ser propietario de tu segunda residencia por una fracción del precio y sin ninguna de las complicaciones. Permitimos que varias personas sean propietarias de una segunda vivienda a través de nuestro modelo de copropiedad, lo que les permite disfrutar de todas las ventajas de poseer una vivienda sin las molestias habituales que conlleva. Implica ciertos gastos a lo largo del año: seguro, impuestos, limpieza, mantenimiento preventivo o reparaciones son los más importantes. Proporcionamos una estimación de los costes del año por adelantado para que pueda presupuestar. Todas las facturas y pagos se dividen equitativamente entre los copropietarios. 

 

Asumir lo facil que es gestionar una vivienda a distancia

Al pensar en el hogar perfecto, te imaginas una casa cerca de la playa o en la montaña con la naturaleza alrededor. Todo suena increíble en este momento, pero hay que tener en cuenta que viajar más de 6 horas hasta tu segunda residencia puede ser un problema. Es recomendable conseguir una propiedad que esté a poca distancia en coche, ya que si intentas ocuparte de los trabajos de mantenimiento o reparaciones regulares cuando está demasiado lejos, entonces estás en problemas. Una alternativa a las casas de vacaciones lejanas es subcontratar personal para ahorrarle tiempo y molestias, pero si esta propiedad está situada en un destino popular, esos servicios tendrán una gran demanda, lo que hará que sean más difíciles de programar y más caros.

La solución de Dalima: Dalima se encarga personalmente del cuidado de cada vivienda que forma parte del portfolio. En primer lugar, nos encargamos de cada aspecto legal y financiero del modelo de copropiedad. Esto incluye la gestión de suministros, seguros y impuestos sobre la propiedad, la creación y mantenimiento de la sociedad jurídica que agrega a los copropietarios de cada vivienda así como de su contabilidad y demás obligaciones jurídicas, y la representación de los copropietarios cuando sea requerida por terceros, incluyendo autoridades municipales.

En segundo lugar, contamos con un equipo de destino que se encarga del cuidado integral de la vivienda, asegurando que cada casa se encuentra en perfectas condiciones durante todo el año. También cerramos acuerdos de colaboración con proveedores de confianza para realizar las tareas de mantenimiento y reparaciones necesarias, siempre bajo la supervisión de nuestro equipo de destino para garantizar la correcta ejecución de dichas tareas.

 

Cobertura de seguro insuficiente

Como ya debe estar familiarizado con los seguros, toda vivienda principal necesita un seguro, y las segundas residencias no son la excepción, ya que necesitan un seguro de hogar y coberturas adicionales como el riesgo de catástrofe (según la ubicación) y las pérdidas y responsabilidades (para los alquileres). La mayoría de estas viviendas estarán vacías durante una parte importante del año. Imagínese que hay una fuga de gas y nadie se da cuenta durante un mes, las consecuencias podrían ser catastróficas.

La solución de Dalima: Todas nuestras casas están completamente aseguradas para evitar sorpresas desagradables. Para Dalima, un seguro de hogar con amplias coberturas es un elemento imprescindible de la experiencia de copropiedad, para que cada copropietario pueda estar tranquila sabiendo que la vivienda está completamente cubierta frente a catástrofes naturales o daños de otros copropietarios.

 

Alquilar una segunda vivienda para cubrir las facturas

Pasar sólo unas semanas al año en tu segunda residencia no significa que tus facturas vayan a parar. Todas las casas tienen costes fijos, como la electricidad y el agua, y en cualquier caso hay que hacerse cargo de ellos aunque se esté fuera. Además, dependiendo de su segunda vivienda, es posible que tenga que considerar otros costes de mantenimiento como reparaciones, limpieza periódica, mantenimiento de la piscina. Estos mantenimientos deben realizarse de forma consecutiva, por lo que necesitará contratar a alguien y, a ser posible, de confianza.

La solución de Dalima: Nuestro modelo de copropiedad permite que varios miembros sean propietarios de una segunda residencia lo que significa que sólo está comprando la cantidad de propiedad que realmente va a utilizar. En caso de que no puedas acudir a la vivienda en una estancia ya reservada, cuentas con varias opciones:

  1. Regala la estancia a familiares o amigos
  2. Alquila tus días - dinos qué días deseas alquilar y nos haremos cargo del resto. El importe del alquiler irá destinado a cubrir tus gastos operativos. El alquiler efectivo de tus días dependerá en última instancia del tiempo de antelación con el que nos notifiques.
  3. Intercambia tus días - preferirías visitar los Pirineos en lugar de Ibiza este año? Háznoslo saber a través de nuestra app y trataremos de encontrar la casa perfecta.

 

No planificar los costes de servicios y mantenimiento

El hecho de pasar unas pocas semanas al año en tu segunda residencia no significa que las facturas vayan a desaparecer. Dependiendo de la segunda vivienda, es posible que tenga que ocuparse de la limpieza, las reparaciones y los gastos fijos, como Internet, el agua o la electricidad, que deberas asumir tu o alguien de tu confianza. 

La solución de Dalima: Ser dueño de una vivienda conlleva ciertos costes durante el año: seguro de hogar, impuestos, limpieza, mantenimientos preventivos y reparaciones son algunos de los más importantes. Desde Dalima te proveemos de una estimación de costes al inicio de cada año para permitirte planificar con tiempo. En segundo lugar, contamos con un equipo de destino que se encarga del cuidado integral de la vivienda, asegurando que cada casa se encuentra en perfectas condiciones durante todo el año. También cerramos acuerdos de colaboración con proveedores de confianza para realizar las tareas de mantenimiento y reparaciones necesarias, siempre bajo la supervisión de nuestro equipo de destino para garantizar la correcta ejecución de dichas tareas.

 

Desconocimiento de los tipos impositivos locales 

Ser propietario de una vivienda en EE.UU. y comprarla en Europa implica diferentes tipos de impuestos. Cada país es un mundo diferente, y los impuestos sobre la propiedad difieren de una zona a otra. Es fundamental informarse bien de todas las normativas e impuestos cuando pienses en comprar tu casa. Asegúrese también de incluirlos en el presupuesto. Si no lo haces, podrías llevarte una sorpresa al final de cada año.

La solución de Dalima: Dalima se encarga personalmente del cuidado de cada vivienda que forma parte del portfolio. Nos encargamos de cada aspecto legal y financiero del modelo de copropiedad. Esto incluye la gestión de suministros, seguros y impuestos sobre la propiedad, la creación y mantenimiento de la sociedad jurídica que agrega a los copropietarios de cada vivienda así como de su contabilidad y demás obligaciones jurídicas, y la representación de los copropietarios cuando sea requerida por terceros, incluyendo autoridades municipales.

 

Más información: https://www.dalima.com

dalima

...

ShareNextPreviousPlayDeleteViewDownloadUploadRotate LeftRotate RightZoom OutZoom InCheckedNot CheckedWhatsappPhoneEmailDownDowntownAirportBeachFinancingEasy RentalFully ManagedShared CostsReal OwnershipFair SchedulingBillsUpgradeScheduleSupport 24/7